domingo, 12 de enero de 2014

 

UN ARCOIRIS EN LA NOCHE.

Hola, amig@s; inaguro hoy este blog con el propósito de mostrar y compartir mis aficciones, inquietudes y ocurrencias.

En mi primera entrada comentaré un maravilloso libro que he terminado de leer, aúnque, insisto, este blog no será unicamente de literatura si no de "todo un poco".

Así pues, mil gracias anticipadas por vuestra atención. 

 

UN ARCOIRIS EN LA NOCHE es el título de esta magnífica novela-reportaje del escritor y periodista francés Dominique Lapierre y cuenta la historia de la colonización de Sudáfrica por los boers holandeses, su apropiación por el Imperio Británico, pasando por el Aparheid y finalizando con el nombramiento de Nelson Mandela como presidente de la nación.

 Todo comienza en el año 1.651 con el desembarco de Jan Van Riebeeck en el Cabo de Buena Esperanza, enviado por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales y un grupo de Boers (campesinos en neerlandés) con la misión de establecer un puerto de apoyo y aprovisionar de verduras frescas a tripulaciones de paso diezmadas por el escorbuto.

 Años más tarde los boers, luego llamados afrikaners, que tenían la convicción bíblica de ser el pueblo elegido para poseer esas tierras, entraron en una espiral de violencia y terror con el Imperio Británico que tambien quería sacar tajada, sobre todo tras el reciente descubrimiento de las minas de oro y diamantes más ricas del planeta. Y los zulues en medio cabreadísimos, claro.
He aquí algunos de los padres de la nación: Los legendarios jefes boers Paul Kruger y M.W. Pretorius y los imperialistas británicos Cecil Rhodes y el mariscal Lord Roberts; ninguno me pareció muy simpático.

Leyendo y leyendo nos acercamos a los tiempos actuales y nos introducimos en el tema del Aparheid, un indignante sistema de segregación racial de ideología nazi. Una vergonzosa página de la Historia reciente que culminó con la detención y la estancia en prisión durante 27 años del conocido activista Nelson Mandela.


 Pero no todo en esta novela son momentos trágicos; congratula saber tambien de gente admirable como Helen Lieberman, llamada tambien la Madre Teresa de Sudáfrica que se jugaba la vida día a día en los suburbios con sus tareas humanitarias; el doctor Christian Barnard que realiza el primer transplante de corazón mundial, un gran avance para la medicina y que no le importa que dichos transplantes sean interraciales; el Obispo Desmond Tutú, comprometido con los derechos civiles y, más tarde, premio Nobel de la Paz; y tambien Winnie Mandela, que lo pasó fatal durante la estancia en la carcel de Nelson, siendo detenida, encerrada y humillada constantemente, aúnque años despues fue acusada y condenada por corrupción y se divorció de Mandela.

Finalmente en Febrero de 1.990 es liberado Nelson Mandela y elegido presidente de Sudáfrica en 1.994. Y aquí acaba el libro; muy ameno e interesante repleto de situaciones históricas indignantes y tambien emocionantes.

Y éso es todo; una novela muy recomendable de leer y así rendir homenaje al recientemente fallecido Nelson Mandela, un gran hombre.